jueves, 6 de septiembre de 2012

Relaciones

Relaciones

Desde el mismo instante en que te vi, sentí que me estabas esperando. Me miraste y te miré, poco más. Viniste conmigo y al llegar a casa supe que estarías siempre junto a mí. No sé qué fue. Tu cuerpo, quizá, tus ojos, o esa boca marcada. Tal vez esas curvas. Y sobre todo ese gesto de complicidad y amor que hasta entonces no había encontrado.

Han sido unos años maravillosos. Una compenetración perfecta. Jamás me hablaste de mis defectos, jamás regañamos, sin una palabra más alta que otra, nunca hubo un motivo que nos separara. Pero hoy es distinto. Nuestra relación se ha venido abajo.

Sabes lo mucho que te quiero, sabes que si me debo deshacer de ti no es por mi gusto. Sé que tú y yo hemos cumplido. No, no nos echemos la culpa. Estas cosas ocurren, por desgracia.

Hoy es el día más triste de mi vida. Tendré que buscar otra como tú, pero no se te olvide que te querré siempre, porque tú me enseñaste todo. Sé que aunque lo intente no encontraré el calor y el amor que contigo aprendí.

Son unos desalmados. Deberían fabricaros con mejor material, pero ellos piensan que solamente sois muñecas y os venden como mercancía. ¡Malditos sean!

Más Relaciones en casa de San.

38 comentarios:

  1. Se puede jugar a las muñecas toda la vida, hasta qué ¿vete a saber? Se le cae un ojo o vemos a otra más bonita, todo cambia y se mueve. Un soliloquio como eterno también debe cansar, ahora las venden con voz, creo, pero las mudas nunca te cantan los defectos.

    En el final reside el encanto desencantado y genial de este relato.
    Besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mejor que encontró el pobre. Muda pero graciosa.

      Un beso.

      Eliminar
  2. jejeje...no cuentan con que la gente se encariña! ajajaja...muy bueno!
    Me parece muy atinada la reflexión de Natalia sobre que "un soliloquio como eterno también debe cansar"!...eso de hacer todo uno no tiene demasiado sentido...!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este pobre hombre no encontró otra salida. Aburrido pero se ve que necesario.

      Un beso

      Eliminar
  3. jajajaajaj Comprar, tirar, comprar jjajaja!!! es lo malo de la obsolescencia programada, que algunas veces, se le coge cariño al articulo.


    Besos relacionados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo recuerdo una lavadora a la que amaba apasionadamente, pero...
      Un beso.

      Eliminar
  4. Es lo que tiene como dice la canción. "Se nos rompió el amor de tanto usarlo", entre eso y el material, pobre muñeca.
    Buen final
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual, el uso fue la causa, y ya no será igual, al hombre le faltará la ingenuidad.
      Un beso

      Eliminar
  5. Muy bueno, Rafa.
    Ningún ser humano es capaz de aguantar la vida entera sin un reproche...Ya ves, era perfecta pero tenía fecha de caducidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lástima, con lo bien que se llevaban, pero la vida es dura hasta para las muñecas.
      Un beso

      Eliminar
  6. No hay parches para prologar esa relación deteriorada. Muy buen micro, es el segundo que la muñecas son protagonista de Las Relaciones, muy interesante para analizar. Felicitaciones por ser fiel a los Jueves y presentarlo este día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que las muñecas dan para mucho.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Chapeau por el giro final: inesperado y genial.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Jajajajaj,muy bueno.
    Igual la próxima te gusta más, será más joven, jajajaja
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Tarde o temprano todo termina, todo es efímero.
    Muy buen trayecto de la historia hacia un final insospechado!
    Besos:
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que le quiten lo bailao, a él le ha servido.
      Un beso

      Eliminar
  10. Me encantan tus relatos su final siempre es un sorpresa para mi.
    Bicos

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante... Muy interesante.

    Cuando gustes, tendré el placer de recibir tu comentario en mi blog. Es grato recibir las opiniones de los otros jueveros.

    Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te visité alguna vez, aunque hasta ahora no había comentado. Perdona mi timidez.
      Un beso

      Eliminar
  12. Creo que hemos coincidido en el tema, el mio refleja el enamoramiento y el tuyo el esperable final
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía no he leído el tuyo. Luego iré.
      Un beso

      Eliminar
  13. final inesperado en verdad, pero al final como todo comienza también termina, pues aunque uno ame demasiado y el otro todo lo contrario una relación siempre es de dos y es mejor terminar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo acaba y termina. Y lo nuevo se hace viejo, también en las relaciones.
      Un beso

      Eliminar
  14. final inesperado en verdad, pero al final como todo comienza también termina, pues aunque uno ame demasiado y el otro todo lo contrario una relación siempre es de dos y es mejor terminar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las relaciones unipersonales no funcionan.

      Un beso

      Eliminar
  15. Bueno Rafa veo que tú si encontraste la dirección para hacerte de una muñequita jajaj. Mª Jose hablo de ella y no dijo dirección, pero tu... diste con ella.
    Muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, pero no es un secreto, si alguien quiere la dirección que me la pida.
      Un beso

      Eliminar
  16. Incido en lo dicho por San. Le preguntaba a María José por la dirección en mi comentario pero no me la ha dado. Observo que a tí no te ha hecho falta. Consuélate al menos pensando que fué bueno mientras duró. Ya se sabe que los fabricantes hacen sus productos falibles y perecederos y que les importa un bledo el grado de implicación emocional que lleguemos a establecer con los mismos.
    Magnífico relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los fabricantes no tienen corazón, sólo bolsillo.

      Un abrazo

      Eliminar
  17. Vaya, o sea que lo de la muñeca tampoco es duradero...pero como dice Pepe que te quiten lo "bailao".
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bien bailao. Sí, por desgracia tampoco dura.
      Un beso

      Eliminar
  18. Parece que las muñecas están haciendo estragos en este jueves jajajaja Me encanta la idea de ese giro final, inesperado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida las muñecas siempre han dado juego. Y si no, ¿por qué tenías tú muñecas de pequeña?
      Un beso

      Eliminar
  19. Como la vida misma, el desgaste hace que toda relación termine... Debía de ser lo más cuando uno se queda con ganas de otra. Lo cierto, es que eso de no hablar debe de hacer mucho en estas "relaciones". :))

    Besos!!

    ResponderEliminar
  20. Rafael, te agradezco el comentario que dejaste en mi jueves. Lo valoro con afecto.

    saludos.

    ResponderEliminar

Comenta, critica, di algo. No te cortes. Espero tu comentario.